jueves, 4 de febrero de 2010

Bienvenido a casa Goñi

Ayer, siendo fiel a mi nuevo objetivo de descubrir y evitar el apalancamiento, asisití en vísperas a mi último examen de este cuatrimestre al conciertazo de Revolver en el Teatro Principal de Zaragoza.

Increíble, no puedo definirlo con otra palabra. Cerca de tres horas de concierto; un bajo, un acordeón y Goñi, su guitarra y su armónica.

A los asistentes nos ofreció un paseo por su carrera, sin track list, creándola según el ánimo del patio de butacas y cogidos de su mano; sólo debíamos cerrar los ojos y disfrutar.

Lloré, reí y baile como lo haría una auténtica grupi.

Ya en la cama, lejos de pernoctar por el último spring o hacer nervios; repasé cada una de sus palabras ofrecidas esa noche, la letra de sus canciones que algunos se niegan a entender, la forma de mover sus manos, o el brillo de sus ojos cuando al término del espectáculo nos agradeció la asistencia uno a uno.

Él, y mi querida y fiel compañera me hicierón ver que anoche tuve más de lo normal.

Goñi, Bienvenido, te has ganado tu hueco en Woodstock!

http://www.youtube.com/watch?v=vzXauL2BhdU&feature=fvw

1 comentario:

  1. :)Siempre será aquella noche tu noche y la mia...

    ResponderEliminar